COMO FUNCIONAN LAS HOOKAH, Y LOS PROBLEMAS A LA SALUD QUE TRAE

Las hookahs son pipas de agua que han sido usadas para fumar tabaco y otras sustancias durante los últimos cuatro siglos en las zonas Asiática y Arabes, además de América, por los indígenas de Chile y Perú. También es llamada narguile o narguilé, arguile, cachimba y pipa de agua.

En nuestro país, los jóvenes por seguir costumbres extranjeras y para compartir en grupos, han puesto muy en moda el uso de las hookahs, ya que su diseño permite que múltiples mangueras lleven a una sola cámara de filtración y durante una sola sesión de una hora una persona inhala el humo correspondiente a fumarse entre cien y doscientos cigarros.

En período previo al tabaco, las sustancias que se fumaban en hookahs eran opio y hashish.

Las pipas de agua constan de un tubo largo conectado a un envase de vidrio o plástico con agua en la base. El tabaco, que está aromatizado con una sustancia frutal azucarada, se quema con carbón. Dado que el humo pasa por el agua antes de que el fumador lo inhale, las pipas de agua suelen considerarse como una forma de filtrar las sustancias dañinas del humo de tabaco.

Sin embargo, ese humo contiene las mismas toxinas que el de cigarrillo. Estudios previos demostraron que fumar hookah puede elevar el ritmo cardíaco y la presión, como así también alterar la función pulmonar en el corto plazo.

Los tabacos para hookahs con sabores frutales iniciaron a finales de los 80 cuando las compañías tabacaleras egipcias empezaron a experimentar con el tabaco con sabor. El tabaco shisha frecuentemente es mezclado con fruta seca, extractos naturales y saborizantes artificiales para producir una diversa variedad de sabores de tabaco. Hoy en día muchos fabricantes modernos usan glicerina como el endulzante principal en los tabacos para hookahs debido a sus cualidades humectantes y propiedades para endulzar sutilmente que acentúan los distintos sabores de tabaco.

El uso de la hookah no es tan saludable como se cree. Investigadores han descubierto que el impacto del fumar la pipa de agua es en gran parte de la misma magnitud que del fumar cigarrillos.

Un análisis publicado en la revista médica Pediatrics encontró que la concentración de sustancias que causan cáncer y adictivas en las pipas de agua podrían ser iguales a aquéllas encontradas en los cigarrillos, con el calor involucrado siendo el suficiente para generar nitrosomas cancerígenas, y el carbón ardiente añadiendo algunos hidrocarburos cancerígenos así como también metales pesados al humo. Además, si se decide compartir existe riesgo de contraer Hepatitis C , Herpes simple y en muchos casos tuberculosis.

El uso de la hookah incrementa la exposición tóxica del fumador, ya que el fumador típico de hooka pasa más tiempo fumando.

Thomas Eissenberg, un profesor de psicología en Virginia Commonwealth University, es co-autor de un estudio de hooka que descubrió que una sesión de fumar hookah con una duración aproximada de 45 minutos, produce 36 veces más sarro, 15 veces más monóxido de carbono y 70% más nicotina que un cigarrillo (un cigarrillo no dura más de 5 minutos, lo cual hace que aproximadamente 9 cigarrillos equivalgan a los 45 minutos de una sesión de hookah). Otro estudio sobre la hookah en la revista Journal of Periodontology descubrió que los fumadores de hooka eran cinco veces más propensos que los no fumadores a tener indicios de enfermedades periodontales.

Según otro estudio, este del Departamento de Salud británico desvela que al fumar cachimba, se adquiere un gran nivel de monóxido de carbono en sangre, incluso más que al inhalar un cigarrillo.

Las pipas de agua no son sanas, según advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS).

fuente: lainformación

Para mas, visite a: http://estajevi.blogspot.com/

Responde